23 febrero, 2017

Punción Seca

La técnica de Punción Seca, es una técnica Fisioterápica invasiva por la cual se introduce una aguja de acupuntura en zonas del cuerpo específicas sin administrar ninguna sustancia.

Punción Seca La Punción Seca en el paciente neurológico se dará a nivel local concretamente en el Punto Gatillo Miofascial (PGM). Los PGM son placas motoras de inervación muscular que se encuentran sometidas a sobrecarga de inervación. También llamadas zonas de hiperactividad neurológica, provocan en el músculo un estado de contracción mantenida. Al realizar la Punción Seca en el PGM, se genera una limpieza de sustancias sensibilizantes y una normalización de las placas motoras alteradas. Debido a las características específicas del paciente con daño en el Sistema Nervioso Central (SNC), se cree que la presencia de PGM es mucho mayor que en la población sin patología del SNC. Además los pacientes con daño en el SNC presentan importantes factores de perpetuación, que en la mayoría de los casos acompañarán durante el resto de su vida.

 

El tratamiento de estas placas motoras disfuncionales permitiría explicar los cambios en la hipertonía (aumento patológico del tono muscular) del paciente, debida al descenso de la actividad eléctrica espontánea en los PGM.

BENEFICIOS

  • Mejora del control entre la musculatura agonista y antagonista
  • Disminución de la hipertonía y espasticidad.
  • Mejora del movimiento.

CONTRAINDICACIONES

  • Belonefobia (miedo insuperable a las agujas).
  • Punción profunda en personas con alteraciones de la coagulación.
  • Tratamiento con anticoagulantes.
  • Inmunodepresión o inmunosupresión e hipotiroidismo.
  • Punción sobre zonas de la piel que presenten algún tipo de herida o cicatriz, enfermedades dérmicas como psoriasis o infecciones, máculas, o tatuajes.
  • Alergia a los metales con los que se fabrican las agujas.