4 junio, 2018

Cólico del lactante

Bebé llorando a causa de un cólico

El Síndrome conocido como “Cólico del Lactante” aparece en los lactantes entre 0 – 4 meses. Pueden presentarse por diferentes causas y se caracteriza fundamentalmente por los cuadros de malestar, llanto, irregularidad en el patrón de excretas, dificultad para gestionar los gases, reflujo gastroesofágico, patrón de movimiento extensor, dificultad para descansar y problemas de conducta alimentaria inadecuada.

¿Sufre tu bebé un cólico?

 

Las señales para reconocer si tu bebé está padeciendo un cólico son:

  • Llanto inconsolable e intenso que aparece sobre todo a última hora del día.
  • Dificultad para dormir.
  • Problemas con las deposiciones, gases.
  • Elevados reflujos gastroesofágicos.
  • Distensión abdominal. No hay ningún problema gastrointestinal, pero aún así, el bebé tiene el vientre duro.
  • El bebé se muestra inquieto, irritable y nervioso.

En Zenther fisioterapia comenzamos el tratamiento del cólico con una valoración inicial, donde se ven aspectos tan importantes como:

  • Valoración de los problemas digestivos, gases, absorción de nutrientes.
  • Posiciones de relajación ante la crisis cólica.
  • Valoración del paladar y frenillo del bebe.
  • Los patrones alimenticios de la madre y del bebé.
  • Posiciones para el “buen agarre”, succión adecuada.
  • Valoración de dispositivos de lactancia materna o de fórmula.

Tras esta valoración donde se resuelven las dudas y problemas que acompañan al cólico, comenzamos con el tratamiento. El tratamiento de fisioterapia del cólico del lactante consiste en técnicas que mejoran la capacidad de movimiento y el tránsito del sistema digestivo, mejorando así el peristaltismo intestinal y como consecuencia disminuyendo el dolor del bebé.

La fisioterapia está entre los tratamientos más eficaces de este síndromeCombinando terapia manual y educación postural en la mayoría de los casos se obtienen resultados visibles desde la primera sesión.

El tratamiento completo se suele cerrar con sólo  2 ó 3 sesiones con el fisioterapeuta y las herramientas que se les da a los padres para que ayuden a su hijo en casa.